¿Es relevante para nuestra vida saber cuál es el sentido de todo?

©

Leandro Castelluccio

 

(Imagen obtenida de link)

 

Es una pregunta habitual de la filosofía: ¿cuál es el sentido de la vida? o ¿para qué estamos aquí? o ¿cuál es nuestro propósito? Si tales interrogantes son problemas reales o si efectivamente logramos encontrar una respuesta objetiva a tales asuntos, no es la cuestión clave aquí. Posiblemente saber acerca de estas cosas pueda orientar nuestra conducta efectivamente y producir resultados positivos en la medida que sabemos más del mundo, pero y si somos incapaces de contestarla, si no sabemos cuál es el sentido de todo, ¿somos incapaces de vivir nuestra vida?

Existe una escena hacia el final de la película Boyhood (link) con un mensaje muy elocuente. Cuando el hijo le pregunta al padre cuál es el sentido de todo, podríamos resumir su respuesta en un: -¡y qué se yo!…¿acaso importa?…sólo debemos dejarnos llevar, ir con la corriente-. Esta no es una simple contestación tratando de minimizar la pregunta de su hijo como algo sin importancia, al contrario, es una pregunta importante, y la respuesta refleja una sabiduría que puede ser difícil de vislumbrar, y es que la vida siempre va seguir su curso independientemente de lo que pensemos de ella, sin importar si somos consciente de todos los aspectos de la misma.

En cierta forma, esto es parte esencial del pensamiento taoísta y el budismo zen. Y lo podemos ejemplificar de una manera sencilla. Una multitud de eventos están sucediendo a cada instante sin nuestra consciencia, las cosas suceden por sí mismas, sin tratar, sino fluyendo naturalmente (como en el tao). Pensemos en la enorme cantidad de procesos vinculados a nosotros que trascienden nuestra consciencia en todo momento, como los procesos neuronales, físico-químicos, biológicos en general, y luego procesos grupales, sociales, etc., de los que tampoco somos particularmente conscientes. Todas esas cosas están ocurriendo, y no necesitamos ser conscientes de las mismas para vivir, en cierta forma están bajo un velo de oscuridad o incertidumbre. Y sólo recientemente en la historia de la humanidad hemos logrado con la ciencia avanzar en nuestro conocimientos de estos procesos. Pero la realidad es que no necesitamos saber como digerir alimentos, no necesitamos saber cómo hacemos para hablar, recordar o imaginar, estas cosas simplemente suceden, y así la vida del organismo y de las personas suceden, fluyen, transitando procesos propios de su naturaleza, como cualquier otro organismo vivo.

Es en este sentido que desconocer el significado de la vida no afecta el hecho de vivirla. Cuando entendemos este aspecto del tao, de la realidad, de que las cosas suceden simplemente por la naturaleza misma de las cosas, entendemos mejor el mensaje anterior, de simplemente ir con la corriente de la vida, fluir en la misma, esto puede llegar a ser más importante que encontrarle un sentido a la vida.

El mensaje en cierta forma sería dejarnos llevar, pues muchos procesos son inconscientes, simplemente suceden, y la conciencia a veces tranca y hasta perjudica. Y aquí entra en juego muchas veces la depresión, ciertas actitudes pesimistas o nihilistas frente a la creencia de ausencia de sentido o cuando no le encontramos sentido a nuestras vidas. Esta es una forma en la cual nuestra cognición, nuestros pensamientos, o nuestra conciencia juegan en nuestra contra. Y esto es un campo muy amplio. Multitud de movimientos religiosos, sociales y filosóficos que son y han sido perjudiciales para la vida de las personas tienen en su base a las ideas, la percepción de ciertas cosas, o cosas que son consideradas la verdad, que oscurecen las tendencias naturales de la vida humana, en vez de dejar que la vida siga su curso naturalmente, estas cosas se introducen como el sentido y la guía para actuar en el mundo, resultando en los nefastos efectos que genera. Pues, la verdad o lo que es correcto suele ser algo muy escurridizo, y no es sino luego de múltiples intentos, reflexiones, pensamientos, y en última instancia, luego de crecer en sabiduría, que uno suele llegar a planteos certeros.

Muchos movimientos sociales comienzan generando conciencia sobre ciertos aspectos de la vida humana, como el trabajo, la religión, las relaciones sociales, la economía, la política, etc., y las personas empiezan a pensar de cierta forma, y eso afecta su comportamiento y lo que sucede en distintas esferas de la vida humana, el problema es que tales aspectos conscientes, ideas o percepciones de la realidad suelen estar equivocadas, o son perspectivas muy peculiares que pueden implicar realidades y consecuencias efectivas para algunos sujetos pero no para otros. Pues como he dicho el intelecto humano requiere de mucho tiempo y sabiduría para encontrar lo certero. Gran parte de los movimientos sociales actuales están fundados en ideas incorrectas, por la propia naturaleza de nuestro intelecto que no es infalible. Y son estas cuestiones que chocan con el devenir natural de nuestra vida, que sucede en base a la vida misma. Esto no quiere decir que si las tendencias vitales de algunos son hacia la destrucción y el daño a otros, eso deba ser permitido, pues naturalmente y mayoritariamente tendemos hacia la protección y cuidado de los demás y de nosotros mismos.

Y la realidad no puede ser manipulada en su contra, por lo que inevitablemente cuando vamos contra corriente esta responde y surgen las consecuencias negativas, que en realidad podrían ser vistas como un proceso de sanación o restauración del equilibrio, el yin y el yang. Cuando tenemos mucho yin, surge el yang con fuerza, y viceversa, cuando surge un movimiento social, aparece su opuesto, cuando la realidad de tal movimiento lleva las cosas a determinado punto, esas consecuencias negativas nos trae de nuevo nuevas formas de considerar la vida y volvemos a un mayor equilibrio. Todo esto ocurriendo en un continuo fluir, donde nada permanece por mucho tiempo. Así, podría decirse que los mismos movimientos totalitarios generan su propia destrucción y dan paso a la libertad y justicia, y cuando la libertad es total al punto del anarquismo y la ausencia de leyes, surgen movimientos de mayor control sobre la vida de las personas. Visto de esta forma es como si la realidad respondiese a nuestro favor, siempre, en favor del balance, del equilibrio y del correcto camino de flujo natural de la vida, al punto que es como un proceso de sanación. Las consecuencias negativas de ciertos movimientos es la realidad y la vida tratando de volver al balance, pues tales consecuencias nos impulsan en contra de tales movimientos.

Muchos movimientos son personas, ausentes de sabiduría, de abstención a juzgar precipitadamente, sin apertura a otras ideas, y sin estudiar y reflexionar sobre la verdad durante un tiempo considerable, que tratan de decirnos qué es lo correcto, qué debemos hacer, cómo debemos comportarnos, al mismo tiempo que nos dicen que somos explotados por el sistema, que somos como esclavos, o que somos injustos con otros. Las ideas tienen un gran poder transformador, pero no deberían interrumpir el devenir natural de las cosas, no deberían interferir con la vida manifestándose por sí sola. Cuando eso ocurre tenemos generalmente todas esas consecuencias negativas. De modo que más importante quizás que saber el sentido de la vida es entender que este puede no ser tan relevante si lo desconocemos, en tal caso lo mejor es ir con el fluir natural de la vida.

A continuación dejo este link sobre una interesante charla de Edward Slingerland acerca del poder de la espontaneidad.

One thought on “¿Es relevante para nuestra vida saber cuál es el sentido de todo?

Add yours

  1. Hola, es una entrada muy buena, me parece un tema muy interesante y debatible! A veces me planteo si el objetivo en la vida es buscar la propia felicidad individual, pero también hay que contribuir al bien de la sociedad y de las generaciones futuras, gran post, un saludo, crack!

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: