El sueño de leer la mente humana ya es una realidad. ¿Estamos preparados?

Por Federico Romano, director en Naxon Labs.

El remolino tecnológico aumenta cada día y la Neurotecnología con él. Estamos hablando de simples vinchas que leen estados mentales, que detectan el sueño o que a través de ellas se puede controlar mentalmente un dispositivo. Pronto esta tecnología estará entre nosotros a diario.

En principio, todos estos son beneficios, desde mejores tratamientos para los trastornos de salud mental hasta mejorar las capacidades cognitivas como la concentración. Incluso mediante implantes cerebrales se puede mejorar la calidad de vida de las personas con Parkinson, como el innovador y reciente proyecto del Krembil Brain Institute en Toronto que utiliza una tecnología conocida hace décadas como estimulación cerebral profunda (DBS), que puede ayudar a controlar los temblores y tensión muscular relacionados con este trastorno, gestionando estos movimientos de forma remota y en cualquier momento del día.

¿Herramientas de manipulación mental?

Nick Bostrom, un destacado experto en inteligencia artificial habla de la existencia de bolas blancas, negras y grises en términos de descubrimientos e innovaciones humanas. Las bolas blancas son descubrimientos e innovaciones donde el beneficio para el ser humano es absoluto y claro. Un ejemplo de esto sería la cura de una enfermedad. Luego están las bolas negras, donde el descubrimiento de algo podría poner en riesgo la supervivencia de la humanidad. Y también hay bolas grises, donde hay beneficios, pero también riesgos, como en el caso de la fisión nuclear, que ha generado energía para los humanos, pero también armas letales. Si la neurotecnología no se maneja adecuadamente en el futuro, puede suponer riesgos para nuestra integridad.

Es inevitable pensar que si podemos “leer” la mente podemos ser manipulados. Aunque para ello no es necesaria la Neurotecnología, ya que la manipulación de nuestros instintos y sentidos se realiza día a día a través de múltiples estímulos en redes sociales, tiendas o películas. Por supuesto, los datos del cerebro son extremadamente delicados y pueden ser manipuladores si se usan de manera inapropiada.

“Si puedes registrar y modificar neuronas, en principio puedes leer y escribir la mente de las personas. Esto no es ciencia ficción. Lo estamos haciendo con éxito en animales de laboratorio”, dice Rafael Yuste, director del Centro de Neurotecnología de la Universidad de Columbia y quien lidera el Proyecto BRAIN (Investigación del cerebro a través del avance de las neurotecnologías innovadoras).

Yuste, junto con otros 25 científicos destacados, firmó un artículo en la revista Nature titulado ” Four ethical priorities for neurotechnologies and Artificial Intelligence”, contribuyendo en gran medida al desarrollo de la Neuroética.

Actualmente Yuste está trabajando con un gran equipo de neurocientíficos que avanzan en la inclusión de los Neuroderechos en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

Latinoamérica tomando la delantera

Chile es líder en Neuroética en la región, incluida la Comisión de Desafíos Futuros que existe en el Senado y está integrada por Guido Girardi, Francisco Chahuán, Carolina Goic, Alfonso De Urresti y Juan Antonio Coloma. Allí se tramita una reforma constitucional (N ° 13827-19) que crea Neuroderechos y los integra en la Carta Fundamental, además de un proyecto de ley (N ° 13827-19) que protege la integridad mental y el libre albedrío.

Esto ha tenido repercusiones internacionales y Chile podría ser el primer país en implementar Neuroderechos:

“… el equipo de transición del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, me contactó para preparar un resumen sobre estos asuntos y también les ha impresionado el esfuerzo legislativo que se está haciendo en Chile, que buscan replicar”, dice Girardi.

“Ojalá que para el próximo mes de enero sea el aporte de Chile a uno de los principales desafíos de la humanidad, que es establecer una regulación que permita que toda la neurotecnología de la era digital sea en beneficio y no en detrimento de la humanidad”, añadió.

Avanzar hacia este nuevo mundo de interfaces cerebro-computadora, enmarcando legal y éticamente la tecnología, será la única forma de disfrutar de los tremendos y revolucionarios beneficios de la Neurotecnología para la humanidad. Y es la forma correcta.

Referencias:

Mind control: Toronto doctors regulate patients’ brains from afar using electrode stimulation

Scientists urge UN to add ‘neuro-rights’ to Universal Declaration of Human Rights

The Vulnerable World Hypothesis

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s